Precisa de ajuda para escolher o seu
treinamento ou tem alguma dúvida?

OKR: cómo alcanzar objetivos Alineados, Claros, Inspiradores, Desafiadores y Orientados a plazos (ÁCIDO)

Artículo revisado por: Luis Buchelli

Los objetivos son esenciales para el éxito de una organización, ya que definen la dirección a seguir y guían al equipo en relación a lo que se debe lograr. En el marco de los OKR (Objetivos y Resultados Clave u Objectives and Key Results, en inglés), un objetivo bien definido es esencial para garantizar que todos trabajen hacia un objetivo común y medible. Para ello, es necesario que el objetivo esté alineado con la misión y valores de la organización, además de ser claro, inspirador, desafiador (pero alcanzable) y orientado al tiempo. En este artículo, exploraremos cada uno de estos aspectos y comprenderemos cómo se pueden aplicar en la práctica para crear objetivos efectivos en el marco de OKR.

Un objetivo en el marco OKR debe ser:

  1. Alineado con la misión de la organización: El objetivo debe estar alineado con la misión y los valores de la organización, para que todos puedan trabajar hacia una meta común.
  2. Claro, concreto y específico: El objetivo debe ser claro, concreto y específico para que todos entiendan lo que espera lograr.
  3. Inspirador: el objetivo debe despertar emoción y pasión, lo que hace que las personas se sientan emocionadas por trabajar para lograrlo.
  4. Desafiador pero alcanzable: el objetivo debe ser lo suficientemente desafiador como para motivar al equipo, pero aun así alcanzable.
  5. Orientado a plazo: El objetivo debe tener un plazo, para que todos sepan hasta cuándo debe ser alcanzado.

Para recordar estos cinco puntos, recomiendo las siglas ÁCIDO: Alineados, Claros, Inspiradores, Desafiadores y Orientados a plazo. ¿Tu objetivo es ÁCIDO?

Alineados con la visión, misión y valores de la organización

Un objetivo debe alinearse con la visión, misión y valores de la organización para que todos puedan trabajar hacia una meta común. Por ejemplo, la misión de Caroli.org es:

En Caroli.org, nuestra misión es simple pero poderosa: compartir conocimientos para un mundo mejor. Al desbloquear el potencial del intercambio de conocimientos, contribuimos activamente a la transformación positiva. A través de nuestra dedicación a las experiencias de aprendizaje accesibles e impactantes, empoderamos a las personas y las comunidades para que marquen la diferencia. Juntos, podemos crear un futuro más brillante a través del conocimiento.

Por lo tanto, el siguiente objetivo no estaría alineado con la misión de la organización: “aumentar los ingresos en un 50% a cualquier costo”.

Este objetivo podría ser motivador para algún equipo, por ejemplo el de ventas. Pero no contribuye a la misión de la organización de compartir conocimiento para la transformación de un mundo mejor. Además, puede conducir a un comportamiento imprudente y a corto plazo que no está alineado con la organización a largo plazo.

Es importante que los objetivos se alineen con la visión, los valores y la misión de la organización para garantizar que el equipo trabaje hacia un objetivo común y contribuya al éxito de la organización. Esto ayuda a mantener al personal enfocado y motivado y a garantizar que el trabajo de la organización esté alineado con sus valores y propósito más amplio.

“Aumentar los ingresos en un 50% para fines del próximo año brindando un servicio al cliente excepcional (NPS superior a 60)” sería un ejemplo de un objetivo que está más alineado con la misión de Caroli.org.

Claro, concreto y específico.

Un objetivo debe ser lo suficientemente claro, concreto y específico para que todos entiendan lo que espera alcanzar. Al establecer objetivos claros, proporciona una dirección enfocada y garantiza que todos estén alineados hacia un objetivo común. Los objetivos claros eliminan ambigüedades y proporcionan una base sólida para la toma de decisiones y la priorización. Cuando los objetivos son concretos, se vuelven tangibles y medibles, lo que permite una evaluación significativa del progreso y el éxito. Además, los objetivos específicos brindan un marco para la acción y permiten que los equipos identifiquen los pasos necesarios para lograr los resultados deseados.

Por ejemplo, en lugar de establecer un objetivo vago como «mejorar la calidad del producto», un objetivo más claro y concreto sería «reducir la tasa de defectos en un 50% al final del trimestre». Este objetivo específico establece un objetivo medible que el equipo puede entender fácilmente. Alienta al equipo a identificar y abordar las causas fundamentales de los defectos, implementar acciones correctivas y monitorear continuamente el progreso hacia la meta definida. Con un objetivo claro, concreto y específico, el equipo puede centrar sus esfuerzos en tareas procesables y tomar decisiones basadas en datos para impulsar la mejora de manera efectiva.

Inspirador

Un objetivo debe generar emoción y pasión, lo que hace que las personas se sientan emocionadas por trabajar para lograrlo. Un ejemplo de un objetivo que no es inspirador sería algo así como “Mantener la tasa de rotación voluntaria por debajo del 10%”. Este objetivo puede ser importante para la organización, pero es poco probable que sea inspirador para el equipo.

Si bien es importante monitorear y controlar la tasa de rotación voluntaria para garantizar la capacidad de retener talentos valiosos, mantener la cultura organizacional, la productividad y la calidad del trabajo, este objetivo no es necesariamente inspirador, emocionante y motivador.

Por otro lado, un objetivo inspirador podría ser algo como “Aumentar la satisfacción de los empleados en un 20% al final del trimestre”, lo que impacta directamente en el bienestar y la felicidad de los empleados de la organización Este objetivo positivo puede motivar al equipo a trabajar aún más para lograrlo, creando un ambiente de trabajo más productivo y agradable para todos, por lo tanto, a reducir la rotación voluntaria.

Desafiador pero alcanzable

Un objetivo debe ser lo suficientemente desafiador como para inspirar y motivar al equipo, pero aun así alcanzable. Un ejemplo de un objetivo que no es un desafío pero que aún se puede lograr podría ser algo así como «Aumentar la producción en un 10% para el final del trimestre».

Si bien el objetivo de aumentar la producción en un 10% es alcanzable, puede que no sea particularmente desafiador si el equipo ya está cerca de lograrlo. En este caso, puede ser necesario establecer un objetivo más desafiador que conduzca a mejoras significativas en la productividad o el rendimiento, como “Aumentar la producción en un 30% al final del trimestre, sin comprometer la calidad del trabajo”. Este objetivo desafiador puede conducir a cambios significativos en los procesos de trabajo, alentando al equipo a buscar nuevas formas de aumentar la eficiencia y el rendimiento.

Entre un objetivo más desafiador y un objetivo puramente alcanzable, es preferible elegir el objetivo más desafiador. En el ejemplo anterior, considere que el equipo A tenía el objetivo de aumentar la producción en un 30% y logró un aumento del 20%. Esto es mucho mejor que el equipo B, que tenía el objetivo de un aumento del 10% e hizo exactamente eso. Es importante animar a los equipos a salir de su zona de confort y comprometerse a alcanzar objetivos más desafiadores, lo que puede generar una mayor sensación de logro y un mayor impacto para el negocio.

Orientado a plazo

Un objetivo debe estar orientado a plazo, para que todos entiendan el tiempo relacionado con lo que están tratando de alcanzar. Un ejemplo de un objetivo que no está orientado a una fecha límite podría ser algo así como «Mejorar la satisfacción del cliente con SAC».

Si bien este objetivo es importante y relevante para muchas empresas, no está orientado a una fecha límite, ya que no especifica un período de tiempo dentro del cual debe ocurrir la mejora. Sin un plazo o una fecha límite definida, puede ser difícil para el equipo priorizar y planificar las acciones necesarias para alcanzar el objetivo.

Para hacer que este objetivo esté orientado a la fecha límite, puede cambiarlo a algo como «Aumentar la calificación de satisfacción del cliente frente a SAC en un 20% para el final del próximo trimestre». Este objetivo ahora tiene un plazo definido (el final del próximo trimestre), lo que ayuda al equipo a concentrarse en lograr el objetivo dentro de un período de tiempo específico.

Conclusión

El marco OKR es una herramienta útil para guiar a los equipos y organizaciones hacia grandes objetivos. Sin embargo, para que esta herramienta sea efectiva, los objetivos deben estar bien definidos y cumplir con ciertos criterios, como estar alineados con la misión y los valores de la organización, ser claros, inspiradores, desafiadores pero alcanzables y orientados a plazos. Es importante que el equipo esté motivado para trabajar hacia estos objetivos y que puedan medir su progreso. Con estos principios de ÁCIDO en mente, los objetivos definidos en el marco OKR pueden ser una herramienta poderosa para lograr resultados significativos y sostenibles.

Una vez que haya definido grandes objetivos, defina los resultados clave. Este será el tema del próximo artículo.

¿Te gustó este contenido?

Si te interesa el tema, consulta más detalles sobre la Capacitación Team OKR Mastery: Lograr el éxito del equipo con los OKR, y únete al grupo de WhatsApp para fijar la fecha de la próxima clase.

Paulo Caroli

Paulo Caroli es el autor el libro más vendido "Lean Inception: creando conversaciones hacia un producto exitoso" (el primero de una serie de libros sobre Lean Strategy and Delivery ). Él es también el creador de FunRetrospectives.com , un sitio y libro sobre retrospectivas, futurospectivas y actividades de team building. Caroli escribe en este blog con frecuencia. Reciba la próxima publicación en su correo electrónico. Regístrese aquí .
Team OKR: Alcanzando el éxito cada semana: de los compromisos del lunes a las victorias del viernes

Team OKR: Alcanzando el éxito cada semana: de los compromisos del lunes a las victorias del viernes

El libro “Radical Focus” de Christina Wodtke destaca la eficacia de la estrategia “Monday Commitments and Friday Wins” (Compromisos el lunes y Victorias el viernes). La combinación del Team OKR alineado con los eventos Scrum resalta la importancia de buscar un progreso constante (resultado cada semana) para lograr los resultados deseados (outcome). Los “compromisos el lunes y victorias el viernes” son esenciales para motivar la entrega de productos que demuestren el progreso hacia los resultados deseados.

leer más
OKR para Strike Teams

OKR para Strike Teams

En el mundo de los OKRs, el concepto de objetivos compartidos entre equipos operativos ha sido tema de debate. Como estratega de OKRs, a menudo me encuentro con dudas sobre la eficacia de los OKRs compartidos y cómo impactan en las estrategias, así como en la alineación y ejecución del equipo. A través de mi experiencia, he llegado a apreciar la importancia de distinguir entre los «OKRs del Equipo Operativo», que se complementan, y los «OKRs del Equipo de Ataque» (Strike Team OKRs, em inglês), para esfuerzos temporales y colaborativos. En este artículo, profundizaré en el concepto de «OKRs del Equipo de Ataque» y su potencial único.

leer más

Pin It on Pinterest